viernes, 23 de agosto de 2013

Ángel Lacort Gracia

Ángel Lacort Gracia nació en Zaragoza en el año 1888. Al quedarse huérfano de padre se puso a trabajar de niño como alpargatero en una fábrica. Allí pudo aprender a leer y a escribir gracias a la hija del empresario. Comenzó sus preocupaciones sociales en el seno del anarquismo y se mostró muy activo, ya que fundó el Centro de Estudios Sociales, el semanario “Cultura y Acción” y presidió el Centro de Sociedades Obreras de Zaragoza. Sus actividades y participaciones en huelgas le valieron varias entradas en prisión. Fue delegado de las organizaciones anarquistas de Zaragoza en los congresos constituyentes de la CNT en Barcelona en los años 1910 y 1911. En el año 1916 propició la primera reunión entre la CNT y la UGT, que tenía como objetivo la firma de un pacto de acción sindical conjunta. En esa reunión estuvieron personajes fundamentales, tanto del socialismo como del anarquismo, ya que firmaron el pacto Largo Caballero, Besteiro y Vicente Barrio por la UGT, y Ángel Pestaña, Salvador Seguí y nuestro protagonista. Vicente Barrio y Ángel Lacort se encargaron de realizar una campaña de propaganda por Aragón y La Rioja. Aquel viaje fue decisivo en la trayectoria de Lacort porque regresó del mismo convencido por las ideas socialistas. En 1917 ingresó en la Agrupación Socialista de la capital aragonesa. Durante los preparativos para la huelga general de ese mismo año fue detenido y, al parecer, fue torturado en la cárcel de la Aljafería. Al salir de la cárcel representó a los socialistas zaragozanos en el XI Congreso del PSOE, celebrado en 1918. Al año siguiente, fue elegido presidente de la Agrupación Socialista de Zaragoza. En 1920 participó en varios mítines conjuntos de UGT y CNT por el norte de España. Poco después obtuvo por concurso la plaza de secretario del Sindicato Metalúrgico de Vizcaya, trasladándose a Bilbao a vivir. En la capital vizcaína fue director de “La Lucha de Clases”, en tiempos de la Dictadura de Primo de Rivera. Por un suelto que no llegó a publicarse sufrió cuatro meses de cárcel. Asistió al XV Congreso de la UGT en 1922, al Congreso Extraordinario en 1927 y al XVI Congreso en 1928 como delegado del Sindicato Metalúrgico de Vizcaya, y en este último también lo hizo como delegado de los obreros y empleados del tráfico y conservación del Puerto de Bilbao. Representó a la AS de Sestao en el Congreso Extraordinario del PSOE en 1927 y a la Federación Regional Socialista Vasco-Navarra en el XII Congreso en 1928 y fue miembro del Comité Nacional del PSOE desde 1928 a 1932 como vocal por Vascongadas y Navarra. Fue elegido concejal del Ayuntamiento de Bilbao en las elecciones municipales de 1931, siendo nombrado teniente de alcalde. Ese mismo año era miembro del Comité Nacional de la UGT como vocal por Vascongadas y en junio aprobó las oposiciones convocadas por el Ministerio de Trabajo para cubrir las plazas de Delegados de Trabajo, cargo que ejerció en el País Vasco. En junio de ese año era nombrado delegado regional de trabajo de Bizkaia suscitando, al parecer, las protestas de ELA-STV. Durante la guerra civil pasó a ser Delegado de Trabajo para la zona levantina en Murcia, hasta que Paulino Gómez Sáiz, ministro de la Gobernación, le nombró Director General de Administración Local, cargo que desempeñó hasta el final de la contienda. Se exilió en Francia, residiendo en Toulouse, ciudad donde falleció el 21 de mayo de 1946.


Ver: