lunes, 10 de diciembre de 2012

Acción Reinhardt


En el otoño del año 1941, Heinrich Himmler ordenó al jefe de policía y de las SS en el distrito de Lublin, Odilo Globocnik, llevar a cabo la denominada “Acción Reinhardt”, es decir, el exterminio de los judíos del Gobierno Central con los medios más rápidos y efectivos de los que habían practicado hasta ahora los Einsatzgruppen, o “grupos de acción”, basados en los fusilamientos. Se había comprobado que el fusilamiento era un método lento, poco discreto y que, sobre todo, generaba estrés psíquico a los soldados. La acción llevaba el nombre del secretario de Estado del Ministerio de Economía del Reich.
Para llevar a cabo la acción se construyeron tres campos de extermino en la región de Lublin: Belzec, Sobibór y Treblinka. Las víctimas llegaban a los campos por tren desde los guetos. Nada más llegar pasaban a las cámaras de gas, presentadas como salas de duchas. En estas primeras cámaras se empleaba el monóxido de carbono de los tubos de escape de motores. El resultado de la “Acción Reinhardt” fue el asesinato de 1.750.000 judíos, casi todos polacos.
En el otoño de 1943 se cerraron los tres campos, cumplida la misión.
(Nos hemos basado, para la redacción de este artículo en la pregunta número 62 del libro de Wolfgang Benz, El Tercer Reich. 101 preguntas fundamentales, Madrid, Alianza Editorial, 2009, página 168.)