martes, 11 de junio de 2013

Virgilio Castilla Carmona

Virgilio Castilla Carmona era comerciante de profesión y miembro del PSOE en la Agrupación Socialista de Granada. Castilla se situó en el ala centro-derecha del partido. Representó a su Agrupación en el Congreso Extraordinario del partido, celebrado en 1931. Además, Castilla perteneció a la masonería con el nombre simbólico de “Gonzalo”, formando parte de la logia “La Alhama nº 35” de Granada.
Fue elegido concejal del consistorio granadino en las elecciones municipales del 12 de abril de 1931. Entre ese año y febrero de 1934 fue el presidente de la Diputación Provincial de Granada, cuando fue depuesto por el gobernador civil en respuesta a los hechos de octubre de 1934. En ese mismo año fue elegido vicepresidente de la Federación Provincial Socialista de Granada. Al triunfar el Frente Popular fue repuesto en su cargo de presidente de la Diputación.
Al triunfar el golpe de estado de 1936 fue detenido el día 20 de julio en la comisaría y luego enviado a la prisión provincial. El día 1 de agosto fue procesado en un consejo de guerra que le impuso una doble condena de muerte por rebelión militar, provocación, inducción e instigación a la rebelión, y por insultos a la fuerza armada, considerando la sentencia que preparaba "un amplio movimiento subversivo para implantar en la ciudad las doctrinas ruso-marxistas más avanzadas y por medio del terror". Fue fusilado al día siguiente. Además, fue multado por el Tribunal de Responsabilidades Políticas con 250.000 pesetas que fueron incautadas a la familia. El gobierno de España reparó su memoria en el año 2007 pero la familia no consiguió la indemnización que reclamaba al ejecutivo.

Ver:
J. A. ALARCÓN CABALLERO. El movimiento obrero en Granada…, p. 190.