viernes, 23 de mayo de 2014

José Maestro San José

José Maestro San José nació en Salamanca en el año 1900. De familia humilde estuvo con su familia en varias ciudades españolas. En León consiguió el título de protésico dental y pudo establecerse en la consulta de un odontólogo de Ciudad Real; mientras trabajaba en la consulta estudió el Bachillerato. En Ciudad Real llegó a ser elegido concejal, y al poco tiempo fue nombrado alcalde, responsabilidad que desempeñó entre 1931 y 1934. En la alcaldía se empeñó en mejorar las infraestructuras de saneamiento, alcantarillado y traída de agua potable, además de mejorar la dotación hospitalaria de primera asistencia, la construcción de grupos escolares, mejoras en el transporte por ferrocarril y la inversión en obras públicas para combatir el paro.
El PSOE le presentó como candidato al Congreso en las elecciones de 1933 por Badajoz, pero no consiguió ser elegido. Aprovechó el tiempo para estudiar en Salamanca y sacarse el título de odontólogo. Repitió en las elecciones de febrero de 1936 y sí consiguió el escaño. En el Congreso de los Diputados perteneció a las Comisiones de Presupuestos y Hacienda como suplente. Maestro San José estuvo vinculado al sector prietista del socialismo español. También perteneció a la UGT.
Al producirse la sublevación militar de julio de 1936 se trasladó a Valladolid por encargo de la Comisión Ejecutiva del PSOE, junto con el también diputado Juan Lozano Ruiz, con la intención de alertar a los ferroviarios vallisoletanos para que hicieran frente a los golpistas. En la capital castellana los dos diputados fueron detenidos el 23 de julio e ingresados en la prisión provincial. Fueron juzgados el 13 y 14 de agosto y fusilados a los cuatro días en el Campo de San Isidro de Valladolid. Fue enterrado en el cementerio municipal pero en 1941 su viuda pudo rescatar los restos y enterrarlos en Madrid.
Ver:
Nuevo libro "José Maestro San José, un gran alcalde para Ciudad Real"
Este ensayo acerca del diputado a Cortes José Maestro San José es obra de Federico Bello Landrove y Manuel López Camarena.