miércoles, 28 de mayo de 2014

Represaliados del Valle de Valdebezana

Cuando hablamos de represaliados del Valle de Vedebezana nos referimos a todos aquellos que sobrevivieron al genocidio de Franco, aunque sufrieron represión. Sobre los ciudadanos que murieron hemos hablado en la anterior entrada Valle de Valdebezana. Como se señala en aquel enlace, sabemos que murieron 53 personas que sepamos. Y en este otoño del 2011 conocemos que al menos 94 personas del municipio fueron represaliados.En este territorio enclavado en la ladera sur de la Sierra del Escudo, en las primeras estribaciones de la Cordillera Cantábrica, en Las Merindades, sus habitantes han crecido oyendo historias de las batalla, jugando en restos de trincheras y posiciones defensivas, refugios antiaéreos. El Valle de Valdebezana se encontraba el frente cuando empezó la Batalla de Santander.
Así, continuamos con otra pieza más del gran puzle para ir recabando más datos sobre la magnitud de la represión franquista. Esta es una muy lista incompleta, que necesitan de vuestra mejora. Igualmente es muy grande la diversidad de casos, sin ayuda la dificultad de recogerlos en insalvable: Represión cotidiana, vejaciones, abusos y humillaciones (rapado de pelo, el aceite de ricino, emborrachar niños….), EXILIO, Milicianos del ejército de la República, Castigos económicos (Robos, multas e incautaciones), Depuraciones y perdidas del puesto de trabajo, Prisión Torturas y batallones de trabajo.
El blog es como un cuaderno de apuntes que lo vamos completando día a día con las modificaciones que se nos envíen, para el cual necesitamos: Biografía/Fotografía. Somos conscientes de que se trata de unlistado incompleto. La mayor parte de los datos que presentamos proceden del tribunal provincial de Burgos, es información de juzgados, conseguida con el esfuerzo de las gentes del foro de la memoria y otros recogiéndolas. (Nos faltaría investigar en los Archivos Municipales y los juzgados de Villarcayo (actas de responsabilidades políticas), y sobre todo recoger las pequeñas historias.
Más en: