lunes, 27 de febrero de 2012

Vergüenza

El gobierno británico llamó "Vergüenza" al plan que ideó para sabotear la emigración de judíos a Palestina tras la Segunda Guerra Mundial. El objetivo era granjearse el favor de los países árabes, aliados y llenos de petróleo. Al parecer, se enviaron espías a varios puertos italianos entre 1947 y 1948 para colocar bombas en cinco barcos destinados al transporte de refugiados judíos. Uno de los barcos fue destruido y otros dos sufrieron daños.
Esta operación ha sido conocida gracias al libro de Keith Jeffrey, M16. The History of the Secret Intelligence Service 1909-1949.