domingo, 18 de noviembre de 2012

El Holocausto y las grandes empresas, por Alejandro Teitelbaum


Los campos de concentración nazis han quedado en la memoria colectiva como la expresión de la máxima bestialidad que puede alcanzar el ser humano. Pero en estas conmemoraciones, indispensables para conservar la memoria de ese horror indecible, casi se ha olvidado un aspecto: que no sólo fueron campos de muerte, sino también fuente de mano de obra esclava para grandes empresas.
El artículo en:
http://www.insumisos.com/diplo/NODE/566.HTM