miércoles, 25 de abril de 2012

Carles Rahola i Llorens o la grandeza de un cadaquesenc


Carles Rahola i Llorens nació en Cadaqués en el año 1881. Escritor, publicista y todo un símbolo de la represión franquista en Catalunya. Rahola fue funcionario de la Diputación. Su obra es sinónimo de defensa de la catalanidad, del republicanismo y de la tolerancia. Rahola escribió muchas obras dedicadas a la historia, el arte y la divulgación periodística desde las páginas del diario “L’Autonomista” y desde otras publicaciones. Rahola, junto con un grupo de gerundenses, se implicó en la transformación de la vida cultural de la provincia.
Cuando acabó la guerra se negó a huir porque pensó que su actitud siempre había sido siempre pacífica y respetuosa con todo el mundo y, por consiguiente, no tenía nada que temer. Pero será detenido en su lugar de trabajo y un tribunal militar le condenó a muerte. El 15 de marzo de 1939 fue fusilado. Mientras esperaba la ejecución dejó una serie de escritos con reflexiones y consejos que ahondan en la grandeza de su personalidad y su espíritu tolerante. Esos escritos terminaron por publicarse, posteriormente, gracias al Ajuntament de Girona con el título de Escrits de presó.
Como ocurrió con otras víctimas de la represión franquista cayó una losa de silencio sobre su figura hasta que en 1976 la Assemblea Democràtica d’Artistes de Girona organizó un gran homenaje a su figura, seguido de una exposición pictórica en Cadaqués y de otra en la Fundació Miró de Barcelona.