lunes, 9 de abril de 2012

Gregoria Hidalgo Santa Ana


Gregoria Hidalgo perteneció a la UGT y al PSOE en Arija, provincia de Burgos. Al terminar la guerra civil fue maltratada y encarcelada en esta localidad por negarse a declarar el paradero de sus hijos. Fue enviada al Castillo de Montjuïc en Barcelona para que cumpliera la pena de treinta años de prisión a la que fue condenada. Cumplió siete años de condena y fue puesta en libertad condicional pero no pudo regresar a Arija, ya que tuvo que residir en Bilbao porque se le impuso una pena de destierro. Allí murió en 1947.
Ver: