viernes, 27 de julio de 2012

La doble moral en la corte del káiser Guillermo II

El historiador Wolfgang Wipperman ha publicado un libro con el título, en castellano, de Escándalo en el Pabellón de caza de Grunewald: masculinidad y honor en el imperio alemán. El libro saca a la luz un escabroso asunto sexual en la corte del káiser Guillermo II. Al parecer, en 1891 tuvo lugar una orgía en el pabellón de Grunewald y que implicó a unas quince personas –nueve hombres y seis mujeres-, algunas de ellas de la familia real, la hermana del emperador y un cuñado del mismo. Pero esta orgía tuvo sus consecuencias porque sus participantes recibieron cartas anónimas durante unos años y una serie de fotografías pornográficas circularon por los ámbitos cortesanos alemanes. Cuando trascendió el escándalo, Guillermo II hizo detener al que se suponía era el autor de las cartas, nada más y nada menos, que su jefe de protocolo, y fomentó el empleo de duelos entre los implicados para salvar los respectivos honores. Pero estas medidas no cortaron el escándalo porque la correspondencia comprometida continuó. El autor del libro baraja varias hipótesis sobre el verdadero autor de las misivas: la princesa Carlota, hermana del emperador que terminó suicidándose o Ernst Günther, hermano del emperador y frecuentador de burdeles. Pero lo importante no es tanto saber quiénes fueron los autores de las cartas sino comprobar la existencia de una doble moral en la corte alemana, especialmente en relación con la homosexualidad masculina y femenina, legalmente prohibidas.