domingo, 24 de mayo de 2009

La jornada de las trabajadoras a comienzos del siglo XX

Siguiendo nuestro acercamiento a la situación laboral de los trabajadores se incluye un texto sobre la jornada de las trabajadoras a la altura de 1910:

"(...) Muchos de nosotros permitimos que nuestras compañeras se levanten del lecho a las cinco de la madrugda mientras nosotros continuamos descansando.
Y cuando la mujer acaba de dejar su sangre durante doce horas para mantener a su explotador, llega a casa y, en vez de descanso, se encuentra con otro burgués -compañero- que con la mayor tranquilidad espera que le haga todas las tareas domésticas."

Dictamen del Congreso de la CNT, en 1910.ç

Comprobamos cómo ya en esa fecha se era consciente, por parte de algunos sindicalistas, de la doble jornada laboral de la mujer: en el trabajo y en casa. Insistimos, estamos en 1910.