sábado, 1 de septiembre de 2012

El imperio comanche


En el mercado editorial español contamos con una monografía en Península de Pekka Hämäläinen, tituladada El imperio comanche. En el libro se nos cuenta como los comanches fueron un pueblo nómada, no muy numeroso demográficamente hablando, pero que condicionaron la historia del sudoeste norteamericano entre mediados del siglo XVIII y la primera mitad del XIX. Los comanches arbitraron una estructura de poder, con una sociedad jerarquizada y asimiliadora de otros pueblos y con una economía ágil. Fueron una especie de imperio móvil, sin centro, y que se relacionaba con otros pueblos indígenas, con los españoles, franceses, británicos y, al final, con los norteamericanos.
Tras la guerra de Secesión los comanches entraron en una franca decadencia, por el avance y consolidación del poder de los Estados Unidos, la expansión blanca hacia el oeste y la casi extinción de los bisontes.
El autor ha pretendido con el libro darnos una visión más real sobre los comanches, y no desde la tradicional visión subalterna sobre los pueblos indígenas de Norteamérica.