viernes, 21 de septiembre de 2012

Francisco Cortijo


El desenlace de la historia del alcalde Gómez Irimia ha sido posible –en gran medida- por la información facilitada por un nieto de Francisco Cortijo Fernández, concejal de UGT en la Comisión de Abastos del Ayuntamiento de La Roda, que se constituyó el 24 de abril del 37. Francisco Cortijo también tuvo que huir de La Roda debido a la represión y, tras una estancia en Madrid, se vio obligado a exiliarse a Francia. “Se trata únicamente de recuperar unos acontecimientos que casi fueron borrados de la historia de nuestro pueblo. Se pretende, tan solo, reconocer el sufrimiento por el que pasaron los vencidos republicanos que lucharon por unas ideas, defendiendo la legalidad vigente, y lo perdieron todo. Durante la dictadura revindicar a estas personas habría sido imposible, pero con la democracia ya consolidada, es necesario hurgar en el pasado, aunque sólo sea por el tópico de que “hay que conocer la historia para no repetir los mismos errores”.
Más en: