miércoles, 12 de septiembre de 2012

Nuevos ojos tras la Gran Guerra

Luchó por la libertad contra el propio Estado soviético y cuando le confiscan los manuscritos de Vida y destino, Mijail Súslov, ideólogo del régimen presidido por Nikita Jruschov, le amenaza con la misma moneda que Gorki: "La sinceridad no es el único requisito para la creación de una obra literaria en nuestros días". No extraña que el periodista, que hizo de la información un tratamiento muy literario, llegara a la iluminación de la situación política y social de su país durante la Gran Guerra. Pasó de la sumisión a la rebelión. Nuevos ojos para quien pensó que el bien siempre era más fuerte que el mal.
Vasili Grossman (1905-1964) asiste a la contienda preocupado por la tragedia humana. Es consciente de que es testigo de un sinfín de atrocidades, y a pesar de ello su percepción no se ofusca. Apunta con atención los detalles de particular interés humano (como buen novelista y agudo observador).
(P.H.R.)
En: