jueves, 3 de junio de 2010

Lusitania

El Lusitania fue un transatlántico británico que el 7 de mayo de 1915 fue torpedeado, sin previo aviso, por un submarino alemán frente a la costa de Irlanda. Este hecho provocó la muerte de 1.198 personas. Entre los fallecidos había ciento veinticinco norteamericanos, provocando una oleada de indignación en la opinión pública de los Estados Unidos. Este hecho ayudó a cambiar el clima de neutralidad que imperaba en el país. Esta neutralidad había sido defendida por el presidente W. Wilson.

El presidente protestó por el incidente pero los alemanes se negaron a aceptar ninguna responsabilidad. Berlín pretextaba que el barco transportaba materiales. No se llegó a ningún acuerdo sobre las compensaciones, pero bien es cierto que la contundencia del gobierno norteamericano provocó que Alemania abandonara la guerra submarina. Estados Unidos advirtió que otro incidente provocaría la entrada inmediata en la guerra.

Dos años después, se reanudó la guerra submarina por parte de Alemania para intentar provocar problemas económicos y de abastecimiento de alimentos a los británicos. Se tuvo presente el incidente del Lusitania pero se pensó que el éxito de los submarinos provocaría la rendición de Londres antes de la posible entrada de los Estados Unidos en la contienda. Evidentemente, el cálculo fue fallido.