miércoles, 21 de marzo de 2012

Revuelta o Guerra de los Cristeros

La revuelta de los Cristeros fue una rebelión popular en México y localizada en los estados de Colima, Jalisco, Michoacán y Morelos entre los años 1927 y 1929. Su nombre deriva del grito de batalla “viva Cristo Rey”. Sus dirigentes eran miembros de la oligarquía prerrevolucionaria. Su innegable apoyo popular viene dado por el poder e influencia de la Iglesia Católica mexicana, contraria al establecimiento del Estado laico previsto en la Constitución de 1917. El nuevo Estado revolucionario no pudo someter la revuelta militarmente. El presidente Plutarco Elías Calles consiguió la paz cediendo en algunos aspectos de la política y legislación laicas al permitir que la Iglesia Católica pudiera dedicarse a la enseñanza.